Comprendiendo los niveles de glicemia

La glucemia es la medida de concentración de glucosa libre en la sangre, suero o plasma sanguíneo. Durante el ayuno, los niveles normales de glucosa oscilan entre 70 y 100 mg/dL. Cuando la glucemia es inferior a este umbral se habla de hipoglucemia; cuando se encuentra entre los 100 y 125 mg/dL se habla de glucosa alterada en ayuno, y cuando supera los 126 mg/dL se alcanza la condición de hiperglucemia. Constituye una de las más importantes variables que se regulan en el medio interno (homeostasis).

EN AYUNO

  • Un nivel normal de glicemia (azúcar en la sangre) es menos de 100 mg/dl. Los pacientes con diabetes tipo 2 no tratada tienen un nivel de glicemia en ayuno de 126 mg/dl o mayor.
  • DESPUÉS DE LAS COMIDAS

  • Un nivel de glicemia normal después de una comida es menor a 140 mg/dl. Los pacientes con diabetes tipo 2 no tratada tienen un nivel de glicemia de más de 200 mg/dl 2 horas después de una comida. Hable con su equipo de atención médica sobre el rango de glicemia indicado para usted.
  • Glicemia alta

  • Cuando su glicemia es alta (hiperglicemia), usted puede tener estos síntomas comunes: boca seca, sed, orinar frecuentemente, cansancio y visión borrosa. Si tiene cualquiera de estos síntomas, haga una prueba de glicemia inmediatamente. Los motivos de glicemia alta incluyen comer demasiado, tener menos actividad de la usual, estar enfermo o bajo estrés o necesitar un ajuste de su medicamento para diabetes.
  • Glicemia baja

  • La glicemia baja (hipoglicemia) puede suceder cuando usted está tomando su medicamento para mantener sus niveles de glicemia cerca de los normales. Sin embargo, esto no es un motivo para dejar de tratar de controlar su diabetes; sólo tenga cuidado con los niveles de glicemia bajos. La glicemia baja generalmente es causada por comer menos o más tarde de lo usual, tener más actividad de lo usual, o tomar un medicamento para diabetes que no es adecuado para sus necesidades. Aprenda a reconocer los síntomas de glicemia baja, los cuales pueden incluir nerviosismo, temblor, sudor o cansancio. Los síntomas pueden ser leves en un principio pero pueden empeorar rápidamente si no se tratan. Si tiene signos de glicemia baja, haga una prueba de sangre inmediatamente. Si su nivel de glicemia es menor a 60 mg/dl, coma o beba un carbohidrato inmediatamente, como 1/2 taza de jugo (4 oz), o 5 a 6 dulces. Es posible que necesite repetir el tratamiento después de 15 a 20 minutos si su glicemia no aumenta. La hipoglicemia debe ser tratada inmediatamente al ser detectada.